No es fácil tener un negocio de bodas rentable, creo que a estas alturas eso lo tienes claro.

Después de unos años trabajando en este sector, ya te has dado cuenta de la gran mentira que nos contaron, que emprender es fácil y que vivir de tu pasión está al alcance de todos.

No, no es así y hoy lo sabes.

Porque nadie nos ha enseñado a emprender, con lo cual nadie te da un manual de que hacer cada día en tu empresa. Al igual que cuando tienes hijos, vienen sin manuales. 😉

Y a golpe de equivocaciones, metidas de pata, tiempo, energía y dinero, vamos aprendiendo.

En estos años, he aprendido no solo de mi experiencia, de mis errores (y de mis aciertos también, por supuesto), sino de la de todos los profesionales, emprendedoras a las que he ayudado a crear e impulsar su empresa en este sector, lo cuál me permite tener una perspectiva bastante amplia.

Si hoy tuviese que empezar de 0 nuevamente, lo haría tan diferente!! Evitaría tantos errores!!!, Por eso quiero contarte mi visión sobre los 10 errores habituales como emprendedor de bodas que no te dejan tener un negocio rentable.

  1. Ser Multitask o mujer orquesta: Al principio está bien y es lógico, no queda otra: organizar las bodas, vender tu servicio, promocionarlo, las redes sociales, escribir en el blog, asistir a ferias,  eventos de networking, facturar, etc, etc. Un empresario no hace de todo, un empresario se centra en tareas de alto rendimiento y pone foco en lo realmente importante para su negocio. Es decir, delegar es primordial si quieres generar ingresos en tu negocio.
  2. No entender las necesidades reales de tu nicho: Trabajar con tu cliente perfecto, es decir afinar aún más los parámetros de tu cliente ideal, conocer sus Pain Points es crucial para atraer y captar clientes. Y no, no todas las parejas que se casan tienen las mismas necesidades, ni los mismos puntos de dolor!!. Pero sino los conoces al detalle, no podrás solucionar sus problemas ni generar contenido (blog y RRSS) destinado a ellos.
  3. Invertir antes de tiempo en campañas de pago en RRSS: Creemos que la solución a todo es pagar en campañas de Facebook e Instagram Ads. Y desde luego es absolutamente necesario hacerlo, pero si y solo si, todos los elementos que intervienen en la campaña están muy bien trabajados y definidos: Cliente Perfecto, mensajes eficientes, lead magnet de valor real, landing page que funcione, unos anuncios en video y texto muy trabajados, y una segmentación de la campaña realizada por un profesional. Sino, es perder el tiempo y el dinero.
  4. Falta de diferenciación y especialización: Pretender ser generalista en un sector tan saturado como el de las bodas, es el fracaso directo. La única forma que una marca personal en este sector sea exitosa, es que logre diferenciarse, siendo capaz de transmitir una esencia y unas emociones que enamoren a su nicho.
  5. Precios muy bajos: poner tus precios en base a tu competencia, incluso más baratos, porque claro, «si tu estás empezando tendrás que cobrar menos, no?». El miedo (a la venta, a la competencia, síndrome del impostor) y la falta de autoestima y amor propio son los causantes de que cobres muy por debajo de lo que realmente vale tu servicio. Y así desde luego, jamás tendrás un negocio rentable.
  6. Baja o nula rentabilidad de tus servicios: Más allá de lo que cobres por tus servicios, tendrás que tener en cuenta las horas de trabajo que le dedicas a ese servicio, y así calcular tu rentabilidad, es decir tu precio/hora. Si por tu servicio cobras 2000€ y le dedicas 400 horas, tu rentabilidad es de 5€ la hora. Con estos números te parece que puedes tener una empresa rentable? A costa de qué? De tu tiempo? Del tiempo de tu familia? De Tu salud?
  7. Gastos Fijos: ¿Meterse en gastos fijos antes de generar beneficios? Si empiezas así, maloooooo. ¿Es un gasto que te traerá ventas con certeza? Alquilar una oficina, comprar uniformes, decorar tu oficina, comprar material bonito para bodas que no le sacas rendimiento….., Sigo?
  8. No contratar un mentor hasta que la crisis toca a tu puerta: Es curioso, pero típico, no invertir en un mentor hasta que has agotado tiempo, dinero y energía. Los mentores son la clave para el desarrollo de un negocio en este sector, aceleran el crecimiento y hacen más ligeros y divertido el camino.
  9. Fata de foco: La falta de claridad de hacia dónde te diriges, crea unas metas y objetivos absolutamente ineficientes y predestinados al fracaso. Como consecuencia, tu día a día está centrado en apagar fuegos, sin realizar tareas de venta y de alto rendimiento.
  10. Falta de mentalidad empresaria: el mindset, trabajar tu mentalidad, te podría decir que es la clave para poder cambiar todo lo que no funciona en tu negocio. No es la competencia, no son los buenos contactos, ni tampoco los miles de seguidores en Instagram que hacen que un negocio funcione o deje de funcionar. Tu mentalidad te convertirá en una empresaria de éxito y harás entonces todo lo necesario para tener una empresa rentable. Y sino seguirás teniendo un bonito hobby en este sector.

Estos son los 10 errores habituales, desde luego se pueden desgranar y cada caso es un mundo, por eso estoy aquí, para ayudarte a que dejes de cometer estos u otros errores, y puedas vivir mejor con tu negocio en este sector.

Si quieres mi ayuda, reserva una sesión y así vemos si te puedo ayudar.

>> AGENDAR UNA SESIÓN CON CECILIA

Un abrazo!!!!

Cecilia