Lo siento pero nunca va a ser un buen momento para ser emprendedora. 

Estás esperando a que todo esto pase,a que la situación se calme y la economía mejore. Si ya tienes tu negocio de bodas estás barajando la posibilidad de cerrar, buscarte otro trabajo para sobrevivir y volverlo a intentar más adelante. 

Porque tienes miedo. 

 Y piensas “todo pasa y esto también lo hará”. Y cuando lo haga ya  tomaré acción. 

¿Y si no pasa? 

Los seres humanos tenemos la gran capacidad de darlo todo por hecho. 

Pero siento ser tan clara, igual esta es nuestra nueva realidad. Porque la realidad de antes ya no va a volver. 

Y tú ¿qué vas a hacer? 

Ahora es el Covid, antes fue la crisis del ladrillo, la crisis inmobiliaria o la saturación del sector. 

Quizás no disponías del tiempo suficiente o no tenías el dinero o los recursos necesarios.

En tu mente llena de limitaciones y miedo el momento oportuno siempre va a ser mañana. 

Pero ¿quieres que te cuente un secreto? 

El mejor momento siempre va a ser el que elijas. Ese momento en el que te dices a ti misma, si este es el momento. 

Esto no quiere decir que vaya a ser fácil, claro que no. Pero teniendo una mentalidad fuerte y positiva lo lograrás. 

Yo comencé con mi primera empresa en plena crisis económica y sumida en una crisis personal sin precedentes. Lo más valioso que tenía, mi familia, se desmoronaba con mi divorcio. 

No tenía dinero, tuve que cambiarme de ciudad y estaba sola en un nuevo comienzo. 

Puede que fuera no hubiera una pandemia mundial pero en mi interior estaba librando la 3ª tercera guerra mundial. 

Y a pesar de todo tome acción, di ese primer paso, el que te da el empujón, el que te ayuda a tomar inercia. 

Decidir si es un buen momento para emprender es igual que decidir cuando es un buen momento para ser madre. 

Nunca lo es. Nunca hay el dinero suficiente, o no estás en tu mejor momento en el trabajo, o quizás vives en un piso muy pequeño y primero es mejor mudarse. 

Si lo piensas nunca te quedas embarazada. 

Pero luego cuando das el paso, la naturaleza se abre camino. Y consigues superar todas las barreras y ser una madre maravillosa hasta en los momentos más complicados.

Porque al final tu mayor deseo es cuidar y amar a ese bebe y de ahí salen las fuerzas necesarias para que sea el momento correcto.

Pues lo mismo pasa con tu negocio. 

La fuerza necesaria para llevarlo hacia delante va a salir de tu interior, de tus entrañas. Y da igual si hay covid o si hay crisis, tú vas a poder con todo. 

La primera lección de toda emprendedora es saber lidiar con la incertidumbre 

Si es que además esta crisis es una gran herramienta de aprendizaje, porque si algo tiene que  saber hacer una buena emprendedora es abrazar la incertidumbre. 

Abrazarla y hacerse su amiga. 

¿Sabes por qué fracasan la mayoría de emprendedores? 

Porque no saben lidiar con la incomodidad de no tener todo bajo control. Porque no son capaces de ser resolutivas y adaptarse a las circunstancias tal como vienen. 

Y a la primera dificultad abandonan el barco. No saben cómo navegar en la tormenta. 

Y nunca un mar en calma hizo experto a un marinero. 

Y el Covid nos está dando la maravillosa oportunidad de ser más creativos, de aceptar los cambios y de surfear la ola que nos está tocando vivir. 

Puedes dejar que la ola te arrastre y lo destroce todo. O puedes subirte a ella y estar en su cresta. 

Tu misión ahora es aprender a ser flexible, porque hay demasiadas situaciones que no puedes controlar.

Eres afortunada porque trabajas con la fuerza más poderosa que mueve al mundo: El amor. 

Deja de cavilar en lo que puede pasar. No vivas en el futuro, vive en el presente. 

Y deja de pensar que lo vas a hacer mejor cuando todo esto pase. Igual tu aprendizaje consiste en adaptarte esta nueva realidad y trabajar en ella. 

Imagina, todo esto pasa y tú te quedaste esperando, sin hacer nada, sin tomar acción ¿Sabes que va a suceder? Que te habrás quedado atrás porque las que no tuvieron miedo ya te han tomado la delantera y tiene su negocio montado y tú no. 

Es tiempo de tomar acción. 

Es tiempo de ser valientes.

Es tiempo de no pensar en el futuro sólo en el presente. 

No hay un plan perfecto para lanzarse al mercado. El plan perfecto es pensar ¿Qué tengo que hacer? Y hacerlo. Tan sencillo y tan difícil a la vez.

Haz lo básico para lanzar y ponte a caminar. 

Llegarán los primeros clientes, porque siempre llegan, y poco a poco irás puliendo los detalles de tu negocio. 

Pero comienza. 

Tu sueño es ser WP o trabajar en el sector de las bodas y los sueños para que se materialicen hay que bajarlos a la tierra. Y es ahí cuando la magia comienza a suceder. 

Los negocios se construyen haciendo y planificando, ahora lo que no puedes hacer es planificar y no ejecutar. 

Comienza a vender. Comienza a venderte. 

Y ahora estás pensando ¿Pero a quién le voy a vender mis servicios con la que está cayendo? 

Pues a los novios. Ellos te necesitan más que nunca. 

David Ogilvy el padre de la publicidad moderna decía “ No hay productos o servicios  innecesarios sino creativos y vendedores mediocres”

Tu misión es crear la necesidad. Hacer que tu servicio sea indispensable. 

Antes era todo muy sencillo,teníamos todo al alcance de la mano y no éramos conscientes. 

Ahora los novios necesitan a alguien que los tranquilice que les de apoyo psicológico. 

Necesitan una profesional proactiva que le de soluciones a todos los problemas que surjan, que les de opciones para adaptar su boda a los diferentes escenarios que puedan surgir. 

Te necesitan a ti como profesional para que les guies. 

Y como ya hablamos en post anteriores, tranquila la gente se va a seguir enamorando con Covid o sin él y el amor es la fuerza más poderosa que mueve el mundo. 

Los novios se van a casar solos o acompañados, porque ellos buscan celebrar su amor, vivir su ilusión. 

Y ahora precisan  de ti  más que nunca y de tu creatividad para ayudarles a hacer su sueño realidad. 

Así que deja los miedos, toma papel y boli y empieza  a trazar tu plan de emprendimiento. 

Sabes que nunca te dejo sola, asi que estate muy atenta a los próximos post porque estoy creando unas megaguías para que puedas tomar acción desde ya y comenzar con tu negocio de bodas. 

Mientras tanto tú solo tienes que dar el primer paso, solo te pido eso. 

Que des el primer paso. 

Aunque sea tan simple como comparar tu nombre de dominio o crear una propuesta para enviar a unos posibles novios contándoles lo diferente que eres y porque te necesitan más que nunca para organizar su boda.

Así que para la semana paso lista y espero que tengas los deberes hechos. 

Me gustaría que me dijeras en los comentarios cuales son tus miedos y qué barreras las que te impiden tomar acción a la hora de seguir con tu negocio de bodas. 

Y para no dejarte hoy con las manos vacías, te invito especialmente a el Evento para futuras Wedding Planners que estoy organizando para el Domingo 22 de noviembre a las 19:00hs. «SER WEDDING PLANNER EN TIEMPOS DE COVID-19»

>> ME APUNTO AL EVENTO!!

Un abrazo fuerte!

Cecilia

Abrir chat
🙋‍♀️ ¿Te ayudo a impulsar tu negocio?
¡Encantada de saludarte!🙋‍♀️
¿Te ayudo a impulsar tu negocio?