Después de años en el sector, y gracias no sólo a mi experiencia, sino también a la experiencia de mis clientes, profesionales qué cómo tú son emprendedores en este sector de bodas, puedo identificar claramente las diferentes etapas por las que pasan todos los emprendedores, wedding planners, fotógrafas, diseñadores, copywriters, floristas, etc, etc….

Y que mejor que identificar a cada una de estas etapas con el desarrollo que todos como seres humanos tenemos!

profesional de bodas


Ahí voy:

Etapa prenatal: Comienza tu fascinación por el sector de las bodas, las decos, las bodas, pinterest, instagram. Comienzas a visualizar tu vida como wedding planner/ fotógrafa/ decoradora.. etc. Tienes dudas, no te ves con talento… o si… pero el miedo asalta, tanto que te puede bloquear. Muchas se quedan en esta etapa toda la vida. A la siguiente etapa pasa el 70%.

Primera infancia: Decides meter un pie en el sector, comienzas a formarte, haces cursos de wedding planner (que no sirven para nada), sigues haciendo cursos de lo que encuentras en las redes sociales. El miedo y la ansiedad aún son mayores, pero la ilusión es muy grande. A la siguiente etapa pasa el 60%.

Niñez temprana: Te lanzas, inviertes en la imagen, logo, web de tu empresa. Todos hablan del cliente ideal, del avatar, y tu no entiendes como diferenciarte, ni como hacer para encontrar a tu cliente ideal, si ni siquiera sabes cuál es tu cliente ideal… A la siguiente etapa pasa el 50%

Niñez intermedia: Sigues invirtiendo: portales de bodas, ferias del sector, primeros clientes a precios de rebajas, segundos, terceros, cuartos clientes a precios de rebajas. A lo loco!! Pero tú lo das todo por esa pasión que te mueve y esa ilusión de ser emprendedora de este sector. Esa pasión que te mueve por dentro, comienza a mezclarse con mucha ansiedad y miedo. Tienes pesadillas con tus tarifas, con tu “supuesto cliente ideal”. Aquí se quedan eternamente un gran porcentaje. Solo pasa a la siguiente etapa el 25%.

Adolescencia: Comienzas a tomar consciencia que tu bolsillo no financiará por mucho tiempo tu hobby, comienzas a preocuparte de verdad. Falta de liquidez. Esto no es lo que tú pensabas. Metida en la rueda del hamster, trabajas más que un operario, te desgastas más que un deportista y estás pendiente de tu teléfono como las guardias de un hospital. Los clientes tóxicos literalmente te han intoxicado. Pero si como wedding planner/fotografa/decoradora.. etc, eres tan buena… porqué entonces todo cuesta tanto!!!. AHORA SI, AQUÍ QUEDAN CASI TODAS. A la siguiente etapa solo pasa el 5%

Juventud: Eres totalmente consciente: Inviertes en contratar un mentor que te guié para la gestión de tu marca, de tu negocio. DAS EL PASO Y POR FIN TE CONVIERTES EN EMPRESARIA. Aprendes de tus errores y te dejas guiar. Por fin encuentras tu nicho de mercado, tu especialización. Por fin ves luz al final del túnel y tu negocio vuelve a motivarte y emocionarte. Tu marca comienza a tener esencia, comienzas a hablar a tu comunidad con voz propia. Tu autoestima, tu amor propio han crecido. Tus niveles de confianza han subido. El 2% pasa a la siguiente etapa.

Adultez: Eres referente en el sector. Las piezas del puzzle se empiezan a acomodar. Tienes una empresa rentable y escalable. Sabes lo que haces, sabes de lo que hablas, sabes lo que comunicas. Contratas una secretaria virtual e incorporas alguna persona para colaborar en las bodas. Tienes nuevos canales de venta. Los problemas son otros: mucha carga de trabajo, muchos proyectos e ideas de líneas de negocio, pero no eres capaz de llevarlos a cabo por falta de tiempo y manos. Siguiente etapa??? 1%

Adultez madura: Vuelves a contratar un mentor. Contratas equipo, delegas, lideras un equipo que trabaja con tu misma filosofía. Simplificas métodos de venta, de trabajo, de servicio. Abres nuevas líneas de negocio.

¿Porqué ponerle límites a tus sueños?


¿Cuánto tiempo vas a estar en cada etapa? No lo sé, depende de ti y de muchos factores, pero sobre todo de tu mindset. Pero como habrás visto, la mayoría no llega ni a la etapa 4.


Lo más complicado de pasar de etapas es desaprender más que aprender.

Desaprender para seguir creciendo, es la única manera, y volvemos así a tu mindset. ¿Eres capaz de hacerlo?


¿Saltarte etapas? IMPOSIBLE


¿Acortar el camino? POSIBLE Y REALIZABLE


¿Cómo? Poniendo foco, teniendo claro lo que quieres y contratando un mentor para que te ayude a conseguirlo.


¿Otra forma? CAMINO LARGO, sin mentores, pretendiendo aprender y avanzar sola, PERDIENDO TIEMPO, DINERO Y SALUD.


¿Se puede garantizar el éxito? NO, crecer siempre conlleva un riesgo. Algo nato en los emprendedores de éxito.


¿De verdad quieres avanzar y pasar de etapa? Espero que si.


Si decides que es tu momento para avanzar a la etapa 4, 5, 6, 7 y 8, aquí estoy encantada de ayudarte.

>> ESTOY HASTA EL GORRO Y QUIERO PASAR DE NIVEL!!. AGENDAR UNA SESIÓN CON CECILIA AHORA MISMO POR FAVOR!!

Cecilia